sábado, 2 de abril de 2016

Vigilia

                     Por Giuseppe Ungaretti
Una entera velada
tendido al costado
de un compañero
masacrado
con su boca
desencajada
vuelta al plenilunio
con la congestión
de sus manos
penetrada
en mi silencio
he escrito
cartas llenas de amor.

No me he sentido nunca
tan
aferrado a la vida.


La versión original en italiano acá.